¿Qué ventajas tienen las calderas de vapor industriales de bajo NOx?

Las calderas de vapor industriales de bajo NOx minimizan el impacto medioambiental contaminando la atmósfera con menos cantidad de dióxido de nitrógeno. Son la mejor respuesta a la normativa europea sobre emisión de gases contaminantes en instalaciones de combustión de tamaño mediano <100 mg/Nm3 (Directiva UE 2015/2193 y RD 1042/2017 de 22/12/2017). En el caso de las calderas de bajo NOx fabricadas por ATTSU llegan hasta valores inferiores a 70 mg/Nm3.

Cuentan con quemadores diseñados especialmente para generar baja toxicidad en NOx los que se controla la mezcla del combustible y el aire para que la velocidad en que se forma NOx disminuya.

Al ser calderas pirotubulares, donde los humos resultantes de la combustión circulan por tubos rodeados por el fluido a calentar dentro de la caldera, cuentan con múltiples ventajas, entre ellas las siguientes:

-         Pueden funcionar con biogás, gas natural, GLP, gasóleo y fuelóleo.

-         Cuentan con un alto título de vapor.

-         Son de combustión presurizada completamente refrigerada por agua.

-         Las turbohélices del haz tubular aumentan el coeficiente de transmisión de calor por convección.

-         Gracias a la separación entre los tubos, la recirculación interna del agua y la baja resistencia al paso de los gases está garantizada.





Contacto
Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mientras visita nuestra web.