¿Cuáles son las ventajas de las calderas eléctricas?

Las calderas eléctricas de vapor son una alternativa cada vez más sólida frente a las calderas industriales  que utilizan combustibles derivados del petróleo para funcionar. Por eso cada vez hay más modelos de caldera industrial que funcionan a base de resistencias eléctricas en vez de quemar combustible.

Una de las ventajas que presentan las calderas alimentadas por electricidad, es pues, la ausencia de emisión de gases de combustión durante su funcionamiento y de ruido (<50 db). Además, suministran vapor de gran pureza y pueden ser fabricadas íntegramente en acero inoxidable, que puede usarse en procesos de esterilización para sectores como la alimentación o farmacéutico.

Una tercera ventaja es su idoneidad para instalarse en entornos ATEX II (atmósferas explosivas).

Las calderas eléctricas que diseña y fabrica ATTSU se aplican tanto a pequeños y medios consumos, como la gama de calderas eléctricas GE , como a proyectos más grandes en plantas de ciclo combinado o termosolares.


Contacto
Newsletter

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mientras visita nuestra web.