¿Qué ventajas de seguridad y salud ofrece el GLP en calderas de vapor?

El uso de GLP en calderas de vapor evita vertidos de combustible durante su manipulación, teniendo un sistema más seguro de llenado y transporte, debido a las características del combustible.

Al ser un combustible gaseoso y almacenado a alta presión, no precisa de calentamiento ni bombas para su transporte para la utilización dentro de la fábrica. De esta forma se evita riesgos de que los operarios puedan ser quemados o heridos por el combustible (bunker) debido a su manipulación o la de sus componentes para el transporte.

Se evitan las filtraciones del combustible en caso de fuga, al subsuelo, evitando la contaminación ambiental del suelo de la fábrica y de los acuíferos o pozos de agua que pueda disponer el cliente.



Contacto

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y su experiencia mientras visita nuestra web.